Tú puedes dialogar con la esperanza


 

Como si fuera en este preciso instante, todavía recuerdo el encuentro de mis ojos con la portada de este libro. El tacto suave de la cubierta brillante. El contacto con unas páginas que nunca se habían abierto… Nunca imaginé acabaría en manos de nadie. Lo había escrito para mí. Tal vez con un poco de valor para las personas más allegadas. Era un texto muy personal. Pero la reacción de los lectores –sorpresa aparte–, fue increíble. Estoy seguro de que nadie se imaginaba su contenido. Algunos ni se llegaban a creer que fuese capaz de transmitir lo que el libro contaba. Pero lo cierto es que hoy en día apenas quedan ejemplares. Y este libro fue el primer paso de un camino que solo acababa de comenzar.

 

 

Más información en la sección Libros

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s